¿Qué es servir a otros?


Servir es sembrar…sembrar semillas buenas.

No es preciso haberlas recibido o cosechado…
ella mana milagrosamente de las recónditas alforjas
de nuestro espíritu y del corazón.

Servir es, servir a todos y
a cualquiera que nos llame,
no preferentemente a quienes, a su vez,
puedan alguna vez servirnos a nosotros.

Servir es sembrar siempre… siempre…
sin descanso, aunque solo sean otros los que recojan
y saboreen las cosechas.

Servir es mucho más que dar con las manos algo que tienes…
es dar con el alma lo que tal vez…
nunca nos fue concedido.

Servir es distribuir afecto, bondad, cordialidad,
apoyo moral, amor por sí mismo y a veces, ayuda material.
Servir es repartir alegría, es infundir fe, estima,
admiración, respeto, gratitud, sinceridad,
honestidad, libertad, optimismo, confianza y esperanza.
Servir es… en verdad, dar más de lo que recibimos en la vida y de la vida…

“SERVIR ES SER COMO EL ÁRBOL DEL SÁNDALO….
QUE PERFUMA EL HACHA QUE EN OCASIONES LE HIERE”

Anuncios

La Furia y la Tristeza


En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta…… En un reino mágico, donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas….. Había una vez…. un estanque maravilloso. Era una laguna de aguas cristalinas y puras donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde y el azul se reflejaban permanentemente… Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndosemutua compañía, la Tristeza y la Furia. Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas, entraron al estanque. La Furia, siempre apurada, siempre urgida – sin saber por que – se bañó rápidamente y más rápidamente aún salió del agua… Pero la Furia es ciega,y no distingue claramente la realidad, así que, desnuda y apurada, se puso al salir, la primera ropa que encontró. Y sucedió que esa ropa no era lasuya, sino la de la tristeza, y así, vestida de tristeza, la furia se fue. Muy clara y muy serena, dispuesta como siempre a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro y sin conciencia delpaso del tiempo, con pereza y lentamente, salió del estanque. En la orillase encontró con que su ropa ya no estaba, y si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia. Cuentan que desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, que intenta ser ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos, es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, oculta y silente… está escondida una gran tristeza.

LA PACIENCIA ES UN ÁRBOL DE RAÍZ AMARGA, PERO DE FRUTOS MUY DULCES.
Proverbio persa